Sobre la Red


W W W . C H I N C H E T R U . C O M

19.12.03
 
Eurodiputados contra Túnez, la voz de la dignidad

Dos eurodiputados han mostrado más dignidad que el resto de sus compañeros y la práctica totalidad de los legisladores y gobiernos de los estados miembros de la UE. La liberal finlandesa Astrid Thors y el verde francés Daniel Cohn-Bendit han criticado que la segunda fase de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información se vaya ha celebrar en Túnez, país que no respeta los más elementales derechos humanos y cuyo régimen dictatorial tiene la costumbre de encarcelar internautas.

Produce alivio saber que en el Parlamento Europeo se alzan voces contra el regalo que hace la ONU a una dictadura al concederle la sede de ese encuentro. Thors y Cohn-Bendit se han convertido en la voz de la dignidad. Sin embargo, no resulta osado que su protesta no llevará a ningún sitio. Tanto las autoridades comunitarias como los gobiernos y parlamentos de los estados miembros rechazarían, si alguien se atreviera a promover una iniciativa de este tipo, boicotear las reuniones de Túnez. Esta sería la única opción decente por parte de las democracias, pero no lo veremos.
|
17.12.03
 
El PSOE dice que no es un canon, y además le gusta

Por fin conocemos la postura oficial del PSOE sobre el canon de la SGAE (y Cia.). No resulta para nada extraño –el incondicional apoyo de Ramoncín y otros tiene un precio– que sea de defensa de tan injusto impuesto privado. Nacho Escolar reproduce y comenta el mensaje que han enviado desde la Secretaría de Políticas Sociales y Migratorias del Partido Socialista han enviado a una persona que preguntó sobre la cuestión.

Montserrat Durántez, quien firma el mensaje, dice:

hemos de indicarle que el "canon" que usted menciona no se puede considerar como tal, ya que no es una fórmula impositiva de las administraciones por un servicio público.


Antes de responder al ciudadano le llaman inculto diciéndole que no sabe utilizar el lenguaje. Pues bien, tan vez la medida no corresponde a la definición de "canon" en el Diccionario de la Real Academia, pero eso no hace que sea menos injusta. Además, esa es la palabra utilizada tanto en diversas sentencias judiciales como en el acuerdo entre ASIMELEC y la SGAE (y Cia.).

Continúa asegurando que se trata de:

una remuneración compensatoria que busca compensar a los autores por los ingresos que dejan de percibir por su obra, debido a la reproducción de la misma sin autorización y sin pago alguno.


Pues no, como se indica en el propio acuerdo y la SGAE (y Cia.) se trata de una compensación por copia privada, algo que está lejos de ser una "reproducción de la misma sin autorización". Se trata de un derecho del consumidor reconocido en la legislación vigente sobre la propiedad intelectual, dicho de otro modo: se trata de una autorización "por defecto" que no puede ser anulada en ningún caso.

Como remate argumentativo a favor del canon, pura doctrina de la SGAE:

Al no ser posible distinguir qué consumidor va a realizar una copia de uso privado y cuál no, la remuneración se ha de aplicar a todos los soportes por igual y a todos los compradores.


Puesto que los CD-R tiene usos muy diferentes de la copia de música o películas, lo lógico (y menos injusto) sería, como dice Escolar, cobrarlo al comprar la obra original. También así se cobraría a personas que no van a realizar copias privadas y se mantendría la injusticia, pero al menos serían menos los afectados. Lo realmente justo sería eliminar el canon (o como quiera llamarlo el PSOE), pero eso realmente utópico.

El colofón del mensaje ya es insultante para cualquiera:

Esperemos que entre todos ayudemos a trasladar a nuestra sociedad el respeto por la obra intelectual y por el trabajo de los creadores artísticos e intelectuales.


¿Seguro que Montserrat Durántez no es un seudónimo de "Teddy" Bautista?
|
16.12.03
 
Las medallas de Red.es

Que la incidencia de los virus sobre los ordenadores españoles haya crecido sólo un 1,87 por ciento en un año es sin duda una buena noticia. Claro que el número de equipos conectados a la Red no ha debido incrementarse en una proporción mucho mayor. Aún así, no deja de ser un dato positivo. De todos modos, Red.es consigue que una buena noticia se convierta en motivo de irritación.

Una de las características del Ministerio de Ciencia y Tecnología desde su creación ha sido que sus responsables se han destacado por eludir cualquier culpa que puedan tener en la mala situación de Internet en España. Siempre han encontrado ha alguien a quién acusar para no tener que admitir que pueden estar haciendo algo mál. Sin embargo, el Departamento que ahora dirige de Juan Costa (que en este aspecto no ha caído, al menos hasta ahora, en las malas formas de Birulés o la caradura de Piqué) no duda en atribuirse la mayor parte del mérito cuando algo funciona bien, como ha ocurrido ahora con el dato de la incidencia de los virus.

No se puede dudar que que el Centro de Alerta Temprana Antivirus ha contribuido a que la población internauta esté mejor informada sobre la cuestión, pero no tanto como para que Red.es se ponga las medallas como lo hace. Así los internautas acceden a los datos que les proporciona dicho centro de Ciencia y Tecnología es debido a que están interesados en ellos, no al revés. En este tema, el principal mérito radica en la actitud particular de los usuarios, cada vez más preocupados por la seguridad de sus equipos y, por lo tanto, más propensos a protegerlos. Si no existiera este servicio de Red.es, muchos acudirían a otros similares proporcionados por empresas privadas y los efectos serían prácticamente lo mismo.

En España, y frente a lo que parecen creerse en el Ministerio, cuando algún aspecto de Internet funciona bien es a pesar o, en todo caso, con independencia de Ciencia y Tecnología. Esperemos que un día esto cambie, pero mientras tanto pueden ahorrarse las medallas.
|