Sobre la Red


W W W . C H I N C H E T R U . C O M

30.4.03
 

Soy yo, no Libertad Digital

Esta semana, una persona me ha llamado a la redacción de Libertad Digital para protestar por un artículo que había escrito. Cuando me dijo cuál era el tema, entendí que se refería a un post de este blog y no a nada que yo hubiera escrito en el periódico. Me dio la impresión de que mi comunicante no se había dado cuenta de ese detalle, puesto que no lo había leído en el sitio original sino que, según sus palabras, le había "llegado".

Lo importante del caso no es si su queja está justificada o no, sino que se ha producido una confusión entre mi labor profesional como responsable de la sección de Internet del periódico y mi actividad en esta bitácora (mero entretenimiento, al menos desde el punto de vista económico). Me ha hecho recordar casos como el de Kevin Sites, que tuvo que dejar su warlog por "invitación" de CNN, y otros más recientes. Los argumentos esgrimidos por los medios pueden llegar a ser que el periodista tiene un nombre gracias a su trabajo y que, por lo tanto, su blog se aprovecha de la empresa en la que ejerce su profesión.

He llegado a la conclusión de que no es una excusa adecuada para obligar a dejar de mantener una bitácora. Si un periodista se ha hecho más o menos conocido a través de su labor en un determinado medio de comunicación, este último también ha salido beneficiado. El profesional sólo es conocido gracias a que tiene una audiencia que sigue su trabajo (lo que busca su empresa). Pero hay más, muchos periodistas escriben al mismo tiempo en periódicos impresos, revistas, sitios de Internet y además colaboran o son responsables de programas de radio o de televisión. Nadie cree que esto vaya a confundir a la audiencia. Pues es este caso, lo mismo, pero encima sólo cobrando un sitio y haciendo el resto por amor al arte.

Tengo que añadir una cosa. En Libertad Digital conocen esta bitácora y nadie ha puesto un sólo impedimento para que siga con ella.
|